Internet

NORMATIVA DE USO DE INTERNET

Requisitos

Para utilizar el servicio de acceso a Internet es necesario disponer del carné de lector de la Red de Bibliotecas Públicas de Andalucía que es personal e intransferible. Así mismo habrá que presentar documento acreditativo e identificativo de la persona que acceda a este servicio.

Acceso

– Previa petición en el mostrador de atención al lector de la biblioteca se dará una clave de acceso.

– Se permite como máximo 1 acceso por usuario al día.

– En el caso de menores de más 14 años y menos de 18 se requerirá la autorización de padres o tutores para el uso de este servicio.

– En el caso de menores de 14 años deberán venir acompañados de padre, madre o tutor.

– La Biblioteca declina cualquier responsabilidad debida a posibles daños, pérdidas o corrupción de datos, desconexiones, velocidad de transmisión o caídas de red, así como perjuicios al usuario por parte de un uso incorrecto de este servicio.

– El usuario se compromete a respetar en todo momento la legalidad de materia de propiedad intelectual y a hacer uso adecuado del servicio de acceso a Internet, teniendo presente los principios que rigen la actividad de la biblioteca pública.

– Se denegará el uso previo apercibimiento durante el transcurso de la sesión en caso de que se infrinja el reglamento general de servicios de la biblioteca o cuando se determine la evidencia de que durante la sesión se accede a contenidos no permitidos para su visualización en lugar público.

RECUERDE

– La Biblioteca prohibe expresamente el uso de los ordenadores y la red wifi con propósitos fraudulentos que suponga la violación de cualquiera de las leyes vigentes (nacionales y extranjeras).

– La responsabilidad sobre el respeto a los derechos de propiedad intelectual es del usuario, por lo cual queda prohibida la reproducción o distribución no autorizada de aquellos materiales protegidos por el derecho de propiedad intelectual, salvo en los términos que quedan expresados en la ley.

– Al igual que para el resto de recursos bibliotecarios, serán los padres, madres o tutores legales, los responsables del uso que los menores hagan de Internet.